Uruguay: Agroindustria

En un mundo cada vez más competitivo, donde la demanda por alimentos es fuertemente creciente y la producción mundial continúa siendo escasa, un socio uruguayo del sector agroindustrial es, sin dudas, una excelente elección para aquellas empresas con presencia en el mercado internacional.

Las oportunidades de negocios en el sector son diversas, presentando cada una de ellas un atractivo particular: el intercambio comercial (capacidad de proveer en contra estación con el hemisferio norte para muchos de los productos) y la inversión directa en las fases primaria e industrial son algunas de las muchas oportunidades en el sector. Las tendencias en el ámbito de negocios de hoy, orientadas hacia las alianzas estratégicas, han encontrado en Uruguay un empresariado totalmente abierto para ello.

¿Por qué esto es así? La naturaleza ha sido muy generosa con Uruguay. La abundancia de recursos existentes permite la producción natural de alimentos, que caracteriza al sistema de producción agropecuaria del país.
Este aspecto se encuentra reforzado por la calidad de los recursos humanos disponibles, la mayoría de los cuales ha combinado las nuevas técnicas de producción con el conocimiento y la tradición legados por inmigrantes europeos a las sucesivas generaciones.
Uruguay se sitúa primero en el mundo en términos de superficie per cápita dedicada a la producción natural.
Las actividades agropecuarias y agroindustriales, basadas en la abundancia de los recursos naturales juegan un rol fundamental en el aprovisionamiento de materias primas para la industria: más del 50 % del Valor Agregado Bruto Industrial y más del 65 % del empleo industrial se concentra en las ramas industriales procesadoras de materias primas agropecuarias y de alimentos.
Esto demuestra la estrecha relación y la profunda integración de los sectores primario y secundario. El sector industrial ha desarrollado en los últimos años un importante proceso de modernización como resultado de las políticas de liberalización, apertura y estabilización de la economía.
Las ramas industriales relacionadas con la agropecuaria son las que han profundizado en mayor medida este proceso de modernización.
Como resultado, la producción de estas industrias en todos los casos se ha duplicado en la última década.
La decisiva importancia de la agroindustria en Uruguay se evidencia claramente a través del siguiente indicador: más del 75 % de las exportaciones totales del país correspondieron a productos agropecuarios y sus derivados industriales.

Fuente: Portal del Estado Uruguayo, Uruguay XXI: Promoción de Inversiones y Exportaciones, Marzo de 2006